11 de setembre 2014

Sense arrels


- He pasado mi juventud hasta los 14 durante los años de guerra. He visto el fascismo en Yugoslavia, los discursos de Goebbels y Hitler en la radio… vi la influencia que tenía la propaganda sobre la sangre y el territorio. Estoy curado para el resto de mi vida de eso: del fanatismo. Soy muy escéptico acerca de las creencias de cualquier tipo. Ni el chovinismo, ni el nacionalismo, ni el patriotismo son para mí. No necesito estar arraigado. Me siento en casa cuando tengo mis libros y mi música. Grandes museos, buena literatura.

- ¿El mundo le sigue pareciendo absurdo?

- Sí, pero las obras de arte han sido una reacción a ese absurdo de la vida.


Alfred Brendel, a l’entrevista de Daniel Verdú Disfruto mucho del silencio (El País, 05.11.2013)

Cap comentari: