03 de juliol 2014

Llegir


Y sé que hasta que termine de leer esos libros voy a ser feliz. Y si después la vida se pone cruda o me acorrala, no hay problema. Los volveré a leer.

Miguel Boyero, a l’article Jean Echenoz, esa adicción a perpetuidad (El País, 10.05.2014)

Cap comentari: